por Ago 18, 2020

Cómo editar un libro y no volverte loco en el intento

“Escribir es reescribir” es una de las frases m√°s importantes para entender la vital importancia de editar tu libro (en mi caso novelas), una de las etapas m√°s importantes a la hora de terminar un libro. Pues escribir no es s√≥lo la fase de ponerlo todo sobre el papel, requiere tambi√©n un trabajo de correcci√≥n y de pulir los aspectos externos (ortograf√≠a, expresiones, estilo etc.) y el interno (la trama, consistencia de personajes etc.)

Es muy raro o casi imposible que un primer borrador ya sea una novela terminada y lista para publicar. Hay muchas cosas que cambiar y mejorar para que tu libro esté en su mejor forma posible.

En este artículo quiero compartir contigo nueve pautas y consejos para ayudarte a editar tu novela.

  1. No edites tu libro hasta llegar al final
  2. Aléjate de tu obra y vuelve con una nueva perspectiva
  3. Empieza por lo f√°cil a la hora de editar un libro
  4. Lee en voz alta
  5. Edita sin piedad
  6. La claridad es lo m√°s importante a la hora de editar tu libro
  7. Si te aburres con tu libro tienes que editarlo
  8. Pide la opinión de algunos lectores
  9. ¬ŅCu√°ndo deber√≠as parar de editar tu libro?
Editar libro

1. No edites tu libro hasta llegar al final

No empieces a corregir o a editar hasta que acabes el manuscrito. Sé muy bien lo tentador que es querer revisar lo anterior para poder ir en la mejor dirección desde el principio, y hasta cierto punto estoy de acuerdo en que si son cambios muy importantes y sólo se han escrito unas pocas páginas todavía estás a tiempo.

Pero en general si editas mientras vas corrigiendo lo que haces es pisar constantemente el freno de tu novela, malgastando más energía y tiempo en vez de escribir y caer en una espiral de perfeccionismo.

Huye de eso. Escribe hasta el final. Aprender a terminar cosas. Las (m√ļltiples) revisiones llegar√°n, no te preocupes. Pero primero termina lo que has empezado.

2. Aléjate de tu obra y vuelve con una nueva perspectiva

Has terminado tu primer manuscrito y eso es algo digno de celebrar, no todo el mundo llega hasta aquí. Felicidades. Ahora, aléjate de ese documento y vuelve después de un merecido descanso.

Duerme. Despéjate. Haz ejercicio. Queda con amigos y familiares. Haz cualquier cosa para no regresar durante un buen tiempo a tu novela. Crea distancia, porque cuando vuelvas a ella podrás ver tu obra con otra perspectiva.

Es muy f√°cil no darse cuenta de los errores de una historia cuando llevas meses o a√Īos enfrascado entre sus palabras. Cuanto m√°s cerca est√°s de algo m√°s dif√≠cil es ver la imagen completa, sus debilidades y fortalezas. Por eso es necesario crear esa distancia y volver a tu libro con una nueva mirada, listo para enfrentarte contra esta nueva tarea.

3. Empieza por lo f√°cil a la hora de editar un libro

Editar puede parecer una tarea colosal a la hora de enfrentarse contra ella. Pero de nuevo, como todo en la vida, es mucho más fácil empezar por lo sencillo para luego confrontarse con lo más difícil de manera gradual.

Empieza editando faltas de ortograf√≠a, palabras mal escritas, frases raras etc. A medida que vayas corrigiendo estos peque√Īos errores te ir√°s dando cuenta de otros m√°s grandes (inconsistencias de trama, . Pero no los cambies de inmediato, m√°rcalos con alg√ļn color y deja alguna nota. Sigue adelante hasta llegar al final.

Una vez hayas terminado esta primera revisión podrás centrarte en las notas que has dejado y corregir lo marcado. En esta segunda vez te darás cuenta de errores graves de trama o que quizás la voz del protagonista no es la adecuada, acciones que requieren cambios más drásticos. Ahí es cuando entra la tercera corrección, la cual te será mucho más fácil de realizar ya que te has familiarizado mucho más con todo lo que has escrito y con la historia que estás intentando plasmar.

Si crees que corregir tres veces tu manuscrito es mucho, creeme que eso es poco. en la industria es normal corregir una misma historia quince veces. Yo mismo he reescrito mi novela “El Abandono” unas diez veces. Hay que tener paciencia, pero empezando por lo f√°cil te ser√° mucho menos dura la subida.

4. Lee en voz alta

Aunque escribamos en silencio para plasmar una historia que también va a ser leída en silencio no podemos subestimar la importancia de la voz a la hora de escribir.

La tradición oral a la hora de contar historia forma parte nuestra y de la humanidad. La gran mayoría de historias con las que hemos lidiado las escuchamos, no las leemos. E incluso cuando leemos en silencio, hay una voz que resuena dentro de nuestras cabezas, poniendo un sonido a las palabras que pasan por nuestros ojos.

Es por eso que al leer en voz alta podemos darnos con much√≠sima m√°s facilidad de lo que funciona y de lo que no, de frases extra√Īas o de falta de ritmo. Es un m√©todo a prueba de balas.

Consejo extra: imprime el manuscrito en papel y corrígelo con un bolígrafo en rojo. Es mucho más fácil de leer y le das una sensación física al acto de editar. Así también separas el acto de escribir del de editar. Es una técnica que usan muchísimos escritores y editores.

5. Edita sin piedad

“Kill your darlings” es una expresi√≥n muy utilizada en la comunidad literaria. Significa “mata a tus amados”, expresando el acto de cambiar o borrar secciones de nuestra novela que nos ha costado mucho escribir pero que cuyo sacrificio es necesario para que la historia sea mucho mejor.

Escribe como un escritor, edita como un editor. Un escritor tiene que sacar la historia fuera, expresarla, plasmarla, manifestarla. Pero un editor tiene que pulir al m√°ximo para que la obra sea inteligible y llegue al m√°ximo n√ļmero de lectores. El editor es un trabajo desagradecido, pero es rol que debemos tomar nosotros mismos para que nuestra historia brille lo m√°ximo posible. Quiz√°s eso signifique quitar partes excelente del libro, pero recuerda que est√°s aqu√≠ para contar una buena historia, no s√≥lo buenas secciones.

Cuando vayas a editar tu novela no pienses que eres el autor de la obra sino un editor cuyo cliente requiere de tu profesionalidad. ¬ŅQu√© partes son innecesarias? ¬ŅQu√© personajes sobran? ¬ŅCu√°les son las secciones que mejor funcionan y c√≥mo puedes replicarlo? T√ļ eres el cliente m√°s importante, edita sin piedad.

No tengas miedo de reescribir. Créeme, aunque sea difícil el resultado final valdrá la pena.

6. La claridad es lo m√°s importante a la hora de editar tu libro

Uno de los puntos más importantes (si no el más importante) a la hora de editar tu novela es la claridad de la historia. Porque da igual que tu libro esté preciosamente escrito si luego no se entiende nada lo que ha pasado. Esto no es poesía donde prima la libertad lírica por encima de la comprensión. Los poetas se pueden permitir la falta de narrativa, pero los novelistas no.

Por supuesto hay ejemplos de grandes obras de literatura con una alta complejidad y dificultad a la hora de leerlos como puede ser Ulyses de James Joyce o Infinity Rainbow. Pero si lo que quieres es que la gente disfrute de tus historias es mejor alejarse un poco de este tipo de acercamiento.

Repito, una cosa es que tu libro sea complejo y otra cosa muy muy distinta es que sea un desastre narrativo. Si la historia se entiende y se disfruta entonces vas por el buen camino.

Edita para traer claridad. T√ļ quiz√°s entiendes tu propio libro, pero haz que otros tambi√©n puedan disfrutarlo contigo.

7. Si te aburres con tu libro tienes que editarlo

Otra prueba de fuego: si te aburres con lo que est√°s escribiendo lo leyendo significa que tienes que cambiarlo. Si t√ļ mismo te aburres con tu historia, ¬Ņc√≥mo esperas que el lector no lo haga tambi√©n?

De nuevo, escribe aquello que disfrutar√≠as tu mismo leyendo. suena extra√Īo que te emociones de tus propias palabras, pero si est√°s escribiendo algo que verdaderamente es importante para ti entonces esas emociones emerger√°n, da igual que las hayas revisado decenas de veces. Lo profundo permanece por encima del tedio de la edici√≥n.

Por ello, si te aburres con alguna sección de tu novela (a menos que estés cansado por razones de peso) entonces márcalo y edítalo para que te transmite en su lugar la emoción de la historia que quieres contar.

8. Pide la opinión de algunos lectores

Ya has editado varias veces tu novela y sientes que tu trabajo ha quedado mucho mejor que con ese primer manuscrito. Felicidades, muchos menos que t√ļ han llegado hasta aqu√≠. Ahora es cuando es necesaria una opini√≥n externa a la tuya propia. Aunque no es obligatorio te puede ayudar mucho para comprobar que tu historia posee una buena claridad y se disfruta ley√©ndolo adem√°s de comentar qu√© les ha gustado y que no de tu obra.

Lo ideal es que estas personas sean ávidos lectores. No que sean profesionales de la industria editorial, sino simplemente que amen leer y puedan darte una crítica constructiva. Y tampoco hace falta que sean demasiados, pues cuantas más opiniones recibas, más variedad y por tanto más riesgo de querer cambiarlo todo constantemente. Tus libros no van a gustar a todo el mundo.

Y he aquí un sabio consejo que he escuchado de muchos escritores: cuando recibas una opinión de un lector, escucha el problema, no la solución.

Es muy f√°cil querer complacer al lector y editar la historia con la soluci√≥n que propone. Pero recuerda, t√ļ eres el escritor de tu historia y el que deber√≠a saber mejor c√≥mo solucionar los problemas que aparecen, no el lector. Conf√≠a en tus habilidades, vuelve a lo b√°sico (motivaci√≥n y conflicto), encuentra tu propia respuesta a aquello que a los lectores no les cuadra. Sus opiniones son las importantes, no sus soluciones.

9. ¬ŅCu√°ndo se deber√≠a parar de editar tu libro?

Esa la gran pregunta que todos los escritores se hacen cuando est√°n editando sus novelas. Y sinceramente no tengo la respuesta definitiva, pues al final cada uno tiene sus propios est√°ndares a la hora de dar por finalizada una obra.

Hay una gran frase de Leonardo Da Vinci que dice as√≠: “El arte nunca se termina, s√≥lo se abandona”.

Tu novela nunca va a ser perfecta. Siempre vas a poder cambiar cosas de manera infinita, e incluso sólo con el hecho de que pase el tiempo es normal mejorar tu escritura, con lo cual siempre puedes estar reescribiendo las mismas secciones una y otra vez.

Hazte las preguntas importantes: ¬ŅHas contado tu historia tal y como quer√≠as? ¬ŅLos cambios que est√°s haciendo son simplemente retoques y no cambios importantes? ¬ŅEs simplemente miedo a compartir tu novela lo que te echa para atr√°s? ¬ŅTe sientes orgulloso de lo que has escrito?

Ir√≥nicamente, escribir es un ejercicio de sinceridad que se realiza a trav√©s de la ficci√≥n. Editar es igual, hay que ser sincero con c√≥mo editamos y decidir si nuestro producto est√° finalizado. Al final lo √ļnico que puedes hacer es confiar en tu instinto como escritor.

Espero que este art√≠culo te ayude a editar tus novelas. Y aunque te cueste imaginarlo, aprender√°s a disfrutar la edici√≥n tanto como la escritura. Recuerda, “escribir es reescribir”, forman parte de un todo.

Mucha suerte con tus historias, nos vemos en el siguiente artículo. Hasta entonces, pase lo que pase, sigue escribiendo.

Te puede interesar

Cómo empezar un libro

Cómo empezar un libro

La tarea de empezar un libro puede llegar a ser muy aterradora. Al fin y al cabo, esas páginas iniciales son la primera toma de contacto con el lector. En este artículo comparto contigo cinco consejos que te ayudarán a escribir un buen comienzo para tu libro.

leer m√°s
Encuentra el tema de tu novela

Encuentra el tema de tu novela

El tema de una novela es el corazón que hace latir la historia. Su importancia es vital para otorgar a tu historia de profundidad y conflicto moral. En este artículo comparto cinco pautas que te ayudarán a encontrar el tema de tu novela.

leer m√°s

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *