por Ago 14, 2020

Encuentra tu voz y la de tus personajes

“La voz del escritor” es un concepto muy tratado en la comunidad literaria y uno de los grandes temas que todo autor busca encontrar. Se trata del estilo propio y personal que tenemos a la hora de contar nuestras historias, fruto de la confluencia de la personalidad, las vivencias personales y las influencias narrativas. Cuando leemos una obra de Neil Gaiman, aunque sus personajes y tramas son diferentes sabemos perfectamente que es una historia suya. Lo mismo sucede con Stephen King, Haruki Murakami o Carlos Ruiz Zaf√≥n. Aunque es dif√≠cil de definir sabemos perfectamente que esas son sus voces. dicho de una manera m√°s sencilla:

Una misma historia es contada de manera distinta por cada autor. Eso es la voz del escritor.

Pero “la voz” a la hora de escribir tambi√©n se refiere a c√≥mo plasmamos nuestra obra a trav√©s de sus personajes. Cada historia tiene distintos protagonistas y temas y por ello necesitan de voces √ļnicas que desarrollen la novela. Contar todas las historias de la misma manera es un error, y por ello hay que elegir aquella que haga relucir al m√°ximo la historia.

En este art√≠culo quiero compartir contigo algunas pautas y consejos que te ayudar√°n a encontrar tu propia voz y la de tus personajes. Dividir√© el art√≠culo primero en “la voz del escritor” y luego en “la voz de los personajes.”

la voz del escritor

1. La voz del escritor

1.1. La voz escondida

De manera consciente o inconsciente empezamos imitando a los autores que nos inspiran. Como seres humanos este acto reflejo es inevitable, nos copiamos de otros para intentar parecernos a ellos. Este es el primer paso a la hora de definir la voz y un punto de referencia por el que empezar para ir encontrando nuestra voz escondida entre todos aquellos escritores a los que admiramos.

Además, este es un gran indicativo para ver qué tipo de voz te gustaría tener como escritor. Analiza cuáles son los escritores a los que te gustaría parecerte y saca características: si usan un lenguaje más enrevesado o sencillo, si tienen un tono mas humorístico o serio, si los ritmos son lentos o rápidos etc. Al final debemos escribir de la manera en que nos gusta leer. Ese es el truco donde la magia puede dar comienzo.

Por ello no tengas miedo de imitar a tus escritores favoritos. Hazlo para fijarte en cómo consiguen escribir de manera tan efectiva y emotiva, aprende de su técnica para luego crear y pulir la tuya propia.

No obstante, dejo un consejo pr√°ctico personal: no leas autores que te gustan mientras est√°s escribiendo algo tuyo. Sin darte cuenta mezclar√°s estilos y sus voces acabar√°n tapando la tuya. Si vas a leer (siempre recomendable) al menos deja una buena cantidad de tiempo entre medias para evitar la influencia de tus maestros.

Empieza imitando para luego poder alejarte de tus escritores favoritos y obtener tu propia voz.

1.2. El estilo, el tono y el ritmo como voz del escritor

Las caracter√≠sticas literarias m√°s importantes en la voz de un escritor son el estilo, el tono y el ritmo. La combinaci√≥n de estos es lo que crea una narrativa singular que responde a una misma pregunta: ¬ŅC√≥mo decidimos contar nuestra historia?

  • El estilo es el tipo de lenguaje que utilizamos para contar la historia: po√©tico, coloquial, barroco, con muchos o pocos adjetivos, directo, enrevesado, etc.
  • El tono es el sentimiento o la actitud que utilizamos: tr√°gico, esperanzador, picaresco, dram√°tico, humor√≠stico, ir√≥nico, existencialista etc.
  • El ritmo es la puntuaci√≥n y estructuraci√≥n que utilizamos: frases cortas y concisas, p√°rrafos largos sin pausas en una sola corriente de pensamiento, uso indiscriminado de comas, etc.

Como he mencionado anteriormente la mejor manera inicial para encontrar nuestra voz es analizando a los escritores que nos gustan y fijarnos en su estilo, tono y ritmo. Y la segunda manera es analizar con qué nos sentimos cómodos a la hora de escribir. Sería absurdo intentar escribir en un lenguaje poético, picaresco y con párrafos largos si luego a la hora de escribir nos sentimos incómodos.

Escucha tu voz cuando escribes, siente cómo reacciona tu cuerpo ante ella. El estilo, el tono y el ritmo se irá definiendo con más claridad cuanto más escribes. No hay camino fácil, debes escribir constantemente para hallar tu voz.

1.3. Tu voz de escritor ya es √ļnica

El otro componente que debe tener tu voz como escritor es tu personalidad y perspectiva. Y la personalidad de cada uno ya es √ļnica de por s√≠, pues nuestro componente gen√©tico y las vivencias personales que hemos experimentado son irrepetibles. √Čsto es lo que hace por defecto que tu voz de escritor sea ya especial.

La pregunta importante es la siguiente: “¬ŅC√≥mo hacemos para que nuestra personalidad se transmita en nuestras historias?”

S√© sincero con lo que escribes, muestra tu mundo interior. No tengas miedo de plasmar los temas que te importan en el papel. Deja que las palabras fluyan para que tu persona se haga visible entre tus historias. Y a esto no me refiero s√≥lo a meter peque√Īos trozos de tu vida personal enmascarados como ficci√≥n. Me refiero tambi√©n a que cualquier personaje e historia que pase por tu imaginaci√≥n se vea filtrado por tu personalidad y vivencias para que el resultado se sienta vivo y personal.

Escribir nos desnuda ante el mundo, y eso aterra. Pero toda voz que realiza este acto de coraje y sinceridad es una voz digna de ser escuchada.

2. La voz de tus personajes

Como hemos dicho “la voz del escritor” no es lo mismo que la voz de tus personajes. Hay una relaci√≥n estrecha entre ambas, pero no es exactamente lo mismo a la hora de escribir. Dejemos claros ambos conceptos:

  • La voz del escritor es c√≥mo se cuenta de manera general la historia.
  • La voz del personaje es c√≥mo se cuenta la historia de manera espec√≠fica.

La voz del escritor siempre va a influenciar a la del personaje de una manera u otra, eso es inevitable y necesario para tener una voz √ļnica. Pero un buen escritor sabr√° adaptar su voz acorde al personaje y la historia en que lo va a enmarcar. Es m√°s, la voz del escritor tiene que ser “invisible” una vez se manifiesta en un personaje. Por supuesto se ver√° el estilo, el ritmo, el tono y la personalidad del autor, pero nunca hasta tal punto de tapar al personaje.

2.1. Sigue la voz m√°s interesante

Hay ideas que comienzan con una voz muy clara que nos habla directamente. Este es el escenario ideal para tener ya una voz con la que comenzar nuestra historia, pero en muchos casos las ideas vienen más por escenas, objetos, conceptos o situaciones y todavía no tenemos una voz a la que agarrarnos.

En estos casos debemos hacer una b√ļsqueda exhaustiva para encontrar dicha voz. Y la mejor manera de encontrarla es seguir el rastro del personaje con la motivaci√≥n y conflicto m√°s fuertes. Es decir, el personaje que sea m√°s interesante para la historia y por ende para nosotros y el lector.

Una situaci√≥n muy com√ļn para los escritores tanto experimentados como noveles es que al principio est√°n escribiendo una novela centr√°ndose en quien pensaban que era el protagonista, pero a medida que escrib√≠an otro personaje cobraba m√°s importancia o directamente era mucho m√°s interesante de escribir. Esto suele ser un indicativo de que esa es la voz a la que debes seguir. La voz del protagonista tiene que ser siempre la m√°s importante. Si no lo es, ¬Ņpara qu√© sirve que sea el protagonista principal?

Sigue la voz m√°s interesante. Rara vez te equivocar√°s si lo haces.

2.2. El punto de vista para encontrar y realzar la voz del personaje

El siguiente paso para encontrar la voz de tus personajes es escogiendo el punto de vista adecuado para la historia:

  • Primera persona: la historia es contada como si fu√©semos el mismo personaje (yo). Estamos dentro de su cabeza y vemos en todo momento con sus ojos lo que est√° ocurriendo.
  • Segunda persona: la historia es contada como estuvi√©ramos hablando a otra persona (tu). Es la m√°s complicada y dif√≠cil de llevar a cabo, obteniendo normalmente resultados que alienan y cansan al lector. Hay ejemplos de buenas historias contadas en esta persona, pero se aconseja no emplearla a menos que haya una buena ejecuci√≥n.
  • Tercera persona-limitada: la historia es contada como si fu√©semos un espectador lejano que sigue de cerca a un persona para narrar los hechos a medida que se desarrolla la historia (el/ella).
  • Tercera persona omnisciente: la historia es tambi√©n contada como si fu√©semos un espectador lejano pero el narrador conoce los pensamientos, sentimientos y acciones de todos los personajes.

Elegir el punto de vista de tu historia tiene que ser una decisi√≥n premeditada y que se sienta correcta. Usa el punto de vista que mejor haga relucir tu historia. Para ello hazte entonces la siguiente pregunta: ¬ŅCu√°l es el punto de vista que mejor reflejar√° el tipo de historia que quieres contar?  Y si quieres ver c√≥mo cambia drasticamente una historia seg√ļn el punto de vista coge uno de tus cuentos favoritos y reescr√≠belo en cada una de las distintas perspectivas. Enseguida te dar√°s cuenta que cada una da una sensaci√≥n muy diferente.

Quiz√°s quieres que tu historia se siente claustrof√≥bica y aterradora, entonces la primera persona puede ser la adecuada. O quiz√°s quieres que se siente distante y melanc√≥lica, pudiendo funcionar mejor la tercera persona limitada. Experimenta con distintos puntos de vista y analiza qu√© funciona para realzar la narrativa de la historia. no es s√≥lo suficiente que tengas al personaje, debes explotar la voz para que brille con la m√°xima intensidad. La perspectiva es una herramienta, √ļsala bien.

2.3. Escribe como alguien que cuenta una historia

Uno de los mejores consejos sobre escritura que he le√≠do viene del pu√Īo y letra del autor Chuck Palahniuk (El club de la lucha, Choke, Condenada, etc.). Y dice as√≠:

No cuentes la historia como si fueses un escritor. Escribe como alguien que cuenta una historia.

Cuando escribimos es muy f√°cil perdernos entre las palabras que queremos utilizar para describir de la manera m√°s “po√©tica.” Pero lo verdaderamente importante es la historia y la voz que nos la trae, y ah√≠ est√° la gran diferencia entre ambos acercamientos. Toda historia contada acarrea una voz, y esa voz es la que va a darle el estilo, el ritmo y el tono que la har√° √ļnica. Las historias no deber√≠an ser contadas como si las estuviera escribiendo un escritor, deber√≠an ser contadas con la pasi√≥n y los defectos de alguien que la est√° contando y que la est√° viviendo.

Por ello, la mejor manera de encontrar la voz de tu protagonista es conociendo a fondo qui√©n es. ¬ŅCu√°les son las experiencias que han definido su vida? ¬ŅC√≥mo ve el mundo? ¬ŅQu√© es lo que quiere? ¬ŅPor qu√© lo quiere? Una vez conozcas qui√©n es tu protagonista la voz vendr√° a ti con mucha m√°s facilidad.

Se podr√≠a pensar que esto es solamente para puntos de vista en primera persona. Pero otro consejo de Palahniuk es que incluso con la tercera persona debe haber una voz opinada sobre el personaje por parte del narrador. Es una voz te√Īida por la vida del protagonista, algo que lo har√° mucho m√°s especial e interesante de leer.

No escribas sobre un personaje, escribe dentro de un personaje.

Espero que os haya servido este artículo para encontrar vuestra voz como escritor y la de los personajes de vuestras historias. Cuanto más escribáis más fácil será encontrar ambas. Tardaréis un tiempo, pero valdrá la pena.

Para terminar te recomiendo encarecidamente el libro “Consider this” de Chuck Palahniuk. Uno de los mejores libros sobre escritura que he le√≠do y que os va a ayudar a encontrar tu voz y la de tus personajes.

Mucha suerte, nos vemos en el siguiente artículo. Hasta entonces, pase lo que pase, sigue escribiendo.

Te puede interesar

Cómo empezar un libro

Cómo empezar un libro

La tarea de empezar un libro puede llegar a ser muy aterradora. Al fin y al cabo, esas páginas iniciales son la primera toma de contacto con el lector. En este artículo comparto contigo cinco consejos que te ayudarán a escribir un buen comienzo para tu libro.

leer m√°s
Encuentra el tema de tu novela

Encuentra el tema de tu novela

El tema de una novela es el corazón que hace latir la historia. Su importancia es vital para otorgar a tu historia de profundidad y conflicto moral. En este artículo comparto cinco pautas que te ayudarán a encontrar el tema de tu novela.

leer m√°s

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *